La muerte de Mariona ha calado entre los vecinos del barrio de Sant Antoni. Centenares de personas se han concentrado este jueves en símbolo de protesta en las puertas del bar situado en el número 69 de la avenida Mistral donde fue apuñalada la chica de 17 años. Familiares, amigos y vecinos de la zona han querido rendir homenaje a la menor y han alzado la voz para decir basta a la violencia contra las mujeres.

A la espera de que se esclarezca el caso, todo son dudas en el barrio. Las caras de rabia y los llantos de los alumnos y padres del colegio Salesians Rocafort -dónde la chica estudiaba- se entremezclaban esta tarde de jueves con el desconcierto de los inquilinos y los comerciantes de la zona de la avenida.

10746321952 IMG 4487

"No era una mala persona. Sólo puedo pensar que se volvió loco", señala el responsable de uno de los negocios más próximos al local donde encontraron el cuerpo sin vida de la menor. Como tantos otros vecinos, conoció a Isaac, el joven simpático recién llegado al barrio que llevaba la cafetería del número 69. Detrás de este nombre se escondía Farid, un hombre de 32 años que vivía en el cuarto piso de uno de los bloques de la calle Hospital del Raval.

10746321952 IMG 4483

Después de que los Mossos d'Esquadra hayan descartado la violencia machista como móvil del crimen, todo apunta que Farid habría sufrido una especie de brote psicótico. Esta parece ser la única respuesta que encuentran de momento tanto la policía como sus conocidos para explicar porque el hombre mató una chica a quien no conocía y con quien no había mantenido ningún tipo de contacto anterior.

10746321952 IMG 4484

"Es una muerte absurda. Nos afecta a muchos niveles y la sentimos tan próxima porque quién más quién menos conocía a la chica o a la familia", ha explicado Carmen Pérez, una de las portavoces de Sant Antoni Feminista. Esta entidad del barrio ha sido la encargada de convocar la concentración de protesta a las siete de la tarde de este jueves que ha contado con el apoyo de una sesentena de plataformas y que ha reunido a cerca de 200 personas.