Un terrible "error farmacológico" acabó con la vida de una bebé prematura y dejó graves secuelas en otra en la Unidad de Neonatos del hospital Donostia de San Sebastián. Según el informe de los hechos, en lugar del habitual suero alimenticio Smoflipid a las neonatas se les suministró un potente fármaco, el anestésico Propofol.

Esta es la conclusión del informe entregado a las familias afectadas a las que ha tenido acceso el diario El Correo sobre unos hechos que sucedieron hace unos meses.

Propofol Wikipedia John Oyston

A las dos prematuras se les suministró Propofol erróneamente / Wikipedia / John Oyston

Cuando se dieron cuenta del error ya era demasiado tarde

Después del tratamiento, el estado de salud de las dos prematuras, que nacieron pesando 600 y 800 gramos y que estaban en la incubadora, empezó a empeorar. Al darse cuenta del "error farmacológico", según el informe, se interrumpió el tratamiento, pero ya era demasiado tarde. 

Una de las bebés murió tres días después de detectarse el fallo, mientras que la otra tuvo que someterse a varias operaciones y necesita una sonda permanente con oxígeno.

Hospital Donostia de San Sebastián

Los hechos sucedieron en la Unidad de Neonatos del hospital Donostia de San Sebastián / Osakidetza

Un error "absolutamente injustificable"

Aunque se cree que el fatal error podría deberse al parecido de las cajas del suero alimenticio y las del anestésico, según Carlos Gómez Menchaca, el abogado de las familias, tal y como informa El Correo, es un fallo "absolutamente injustificable", pues el Propofol "tiene un circuito especial para su dispensación y debe ser autorizado por un anestesista".