Un asesino muy peligroso ha muerto mientras cumplía condena en la cárcel. El homicida era un hombre de 38 años conocido popularmente como "El diablo" que, junto con su pareja, contactaba con las víctimas a través de una web de citas, las drogaban y, después, se las comían. La policía está investigando las causas, ya que todavía no se sabe por qué ha muerto.

El asesino es Dimitry Baksheev, natural de Rusia que entró en la cárcel en 2017 después de que el juez lo condenara a 12 años por asesinato y canibalismo. Tres años más tarde, ha muerto y las causas son desconocidas.

Dimitry Baksheev / Twitter: @mitremania123

Dimitry Baksheev / Twitter: @mitremania123

Mató a más de 30 personas

"El diablo" y su mujer llevaban desde 1999 utilizando la misma estrategia: quedaban con la víctima, la mataban, la descuartizaban y después se la comían y, además, hacían fotos durante todo el proceso.

Fueron descubiertos porque un día, el asesino se dejó el móvil en la calle y el hombre que lo recogió, vio que la galería de imágenes estaba llena de fotos de Dimitry con una mujer decapitada. El hombre, asustado, fue a la policía que, más tarde, consiguió identificarlo.

Pasteles de carne humana

Al principio negó los hechos y se excusó diciendo que se había encontrado el cadáver de una mujer y que había decidido hacerse fotos con ella.

Cuando la policía entró en su domicilio, vio que estaba lleno de carne humana, así como varias fotos del asesino comiéndose a sus víctimas. Más tarde, se descubrió que Natalia Baksheeva, su mujer, vendía pasteles hechos de carne humana.