Un motorista de 28 años ha sido detenido este jueves tras atropellar a dos policías durante una carrera ilegal en Sevilla. Los hechos han tenido lugar esta madrugada y los dos agentes heridos formaban parte del dispositivo de la Policía Local de Sevilla destinado a impedir la celebración de estas quedadas fraudulentas que se convocan a través de las redes sociales y en la que se reúnen centenares de personas. Según informa el Diario de Sevilla, el joven -que se llevó por delante a los efectivos al intentar esquivarlos con una maniobra- reconoció tras ser arrestado que no tenía el permiso de conducir correspondiente.

Carreras de madrugada

El incidente se produjo poco después de las once de la noche de este jueves. Casi 500 personas se encontraban congregadas en la zona de La Cartuja de Sevilla con motivo de un a quedada para realizar carreras ilegales. La Policía Local -que había detectado la convocatoria a través de las redes sociales- montó un amplio dispositivo para tratar de detener la celebración de estas competiciones fraudulentas.

Huida fallida

En un momento dado de la noche, un agente que participaba en el operativo intentó darle el alto al conductor de una de las motocicletas que participaban en el evento. Según señala el mismo medio, al percatarse de la presencia policial, el motorista aceleró bruscamente e intentó esquivar al policía con una maniobra y huir del lugar. Sin embargo, el joven acabó atropellando al agente y perdiendo el control del vehículo, que arrolló a otro efectivo. Los dos agentes resultaron heridos y tuvieron que ser atendidos, el primero por la rotura del dedo de un pie y el segundo por la rotura del escafoides.

El resto de los policías que participaban en el dispositivo identificaron y detuvieron al motorista -un joven de 28 años- tras la colisión y este les confesó que no tenía el permiso de conducir correspondiente. El chico ya ha pasado a disposición judicial.