Los medios han identificado al conductor del camión donde aparecieron 39 cadáveres como Mo Robinson, de 25 años, procedente de la localidad norirlandesa de Portadown, quien permanece detenido como sospechoso de asesinato.

El joven permanece retenido en una comisaría de Essex (este de Inglaterra), donde los agentes le interrogan a fin de determinar las circunstancias de la tragedia y establecer de dónde procedían las 39 personas.

Las fuerzas del orden registraron la pasada noche dos viviendas en Irlanda del Norte en relación con el hallazgo de 39 cadáveres en un contenedor frigorífico en un polígono industrial en el este de Inglaterra. Los registros se realizaron en domicilios del condado de Armagh, sur de la provincia británica, de donde procede el conductor del vehículo donde se encontraron los cuerpos.

Los investigadores trabajan para identificar a las víctimas, 38 adultos y un adolescente

 

El camión había llegado en la madrugada del miércoles a la localidad de Purfleet, a orillas del río Támesis, en un transbordador procedente de la localidad belga de Zeebrugge, donde las autoridades han empezado ya una investigación.

"No tenemos idea en este momento de cuánto tiempo estuvo el camión en Bélgica, pudo haber sido horas o días, simplemente no sabemos", dijo Eric Van Duyse, portavoz de la fiscalía federal belga, en declaraciones citadas por los medios británicos. La Agencia Nacional del Crimen británica ha indicado, por su parte, que trabaja para identificar a "grupos criminales organizados que pudieron haber participado" en estos hechos.

La Policía británica señaló que la cabina del camión procede de Irlanda del Norte, mientras que fuentes del Ministerio búlgaro de Exteriores han indicado que el remolque está al parecer registrado en Bulgaria bajo el nombre de una compañía que pertenece a un ciudadano irlandés.

Las fuerzas del orden trabajan para identificar a las víctimas -38 adultos y un adolescente- de este suceso que ha causado una gran conmoción en el país.