Miravet, un pueblo de Tarragona, ha presenciado una nevada inédita en los últimos 50 años. El municipio se sitúa a sólo 25 metros de altitud, pero aun así, la nieve ha cubierto las calles y los tejados y ha acumulado un grueso de 15 centímetros. José Antonio Balart, un campesino del pueblo, en declaraciones a ElCaso.com, ha explicado cómo esta nevada afecta a la agricultura -"una maravilla"- y ha confirmado que, a estas alturas, aunque las temperaturas van subiendo poco a poco, sigue nevando con intensidad en Miravet.

Nieve Miravent / José Antonio Balart

Un palmo de nieve en Miravet / José Antonio Balart

Miravet queda cubierto por la nieve

Ayer viernes, a partir de las 23:30 h, los copos de nieve empezaron a caer en Miravet (25 metros por encima del mar). Y, hasta ahora, la nevada no ha cesado. Según José Antonio, sí que es cierto que "las temperaturas van ascendiendo y la nieve se va deshaciendo", pero al mismo tiempo, como sigue nevando, todavía queda un buen grueso de nieve por todo el municipio. Hablando de gruesos, en Miravet se han llegado a acumular "entre 12 y 15 centímetros", durante las últimas horas.

Nieve Miravent / José Antonio Balart

Se acumulan entre 12 y 15 centímetros de nieve / José Antonio Balart

Una "maravilla" para la agricultura

¿Y esto, para la agricultura, qué? Afortunadamente, la nieve es buena para la agricultura y para la ganadería. Ya lo profetiza el refrán "Año de nieves, año de bienes". José Antonio, campesino de oficio de Miravet durante toda su vida, ha afirmado que "la nieve es una maravilla para la agricultura": es buena para los cultivos, para los embalses y acuíferos y para los pastos de los animales. La nieve también aporta agua al suelo y lo mantiene húmedo y esponjoso, y, paradójicamente, aísla las raíces del frío. También sirve para "desparasitar el cultivo" y, de paso, ayuda a que "los árboles duerman muy bien".

Las naranjas, por ejemplo, sí que sufrirán. Si no se han cogido hasta ahora, ya se pueden olvidar. Pero los cultivos de invierno, como la cebada o el trigo, arraigan mejor con el frío. Las bajas temperaturas frenan el desarrollo vegetativo de la planta, de manera que se fortalece más y produce, con el tiempo, un mayor número de espigas.

Nieve Miravent / José Antonio Balart

Las nevadas favorecen la agricultura / José Antonio Balart

En todo caso, el peligro de las grandes nevadas, que es el que hace sufrir realmente a los agricultores, es que estas nieves se conviertan en hielo. Si eso sucede se pueden dañar los brotes de crecimiento y afectará al producto final, en gran medida.

Nieve Miravent / José Antonio Balart

El peligro llega si la nieve se convierte en hielo / José Antonio Balart

Los chiquillos han salido a jugar en las calles de Miravet

Las previsiones del avance de la borrasca Filomena estimaban que la nieve caería a zonas de cota 0, sobre todo en las comarcas del sur de Tarragona y el interior de Lleida, llegando a la capital del Segrià. Y así ha sido. De momento, el Departament d'Interior se reafirma y pide "quedarse en casa", especialmente en las zonas más afectadas. Sin embargo, en Miravet, los chiquillos han salido a jugar y pasear. Y es que se trata de una postal excepcional y nada común: la mayor nevada del siglo XXI.