La mujer supuestamente asesinada por su hijo en Foz (Lugo), Minaene Franco, de nacionalidad brasilera y de 36 años, murió por heridas de arma blanca, han confirmado fuentes próximas a la investigación, que han informado de que los agentes encargados del caso están ahora tratando de encontrar el arma del crimen.

Vivían juntos en Foz

La autoridad judicial decretó el levantamiento del cadáver poco después de las dos y media de la tarde, en el domicilio familiar que madre e hijo, ambos de origen brasileño, compartían en el inmueble número 3 de la calle Costa do Castro, en la localidad de Foz.

Hasta la fecha, según los mismos informadores, no constaban denuncias previas por violencia en el ámbito familiar. Otras fuentes de la Guardia Civil consultadas confirmaron que había sido denunciada de madrugada la desaparición de la víctima, una mujer de 36 años de edad.

El hijo, detenido

Cuando los agentes encargados del caso entraron esta mañana en el domicilio familiar, en Foz, se encontraron con el cadáver de la víctima e indicios de violencia. El hijo de la fallecida, de 17 años de edad, fue detenido esta misma mañana como supuesto autor de la muerte de su madre y se encuentra ahora en dependencias de la Guardia Civil en A Mariña. El chico ha aparecido en un parque con las manos llenas de sangre y con heridas.