Dos hombres fueron a cazar y en el momento de repartirse los animales, uno de ellos disparó accidentalmente la escopeta y mató al amigo de 68 años en la pedanía de Sucina en Murcia. La Guardia Civil ya ha detenido al hombre por un delito de homicidio imprudente.

Un accidente después de la caza

Los hechos ocurrieron el jueves pasado cuando los dos amigos decidieron pasar unos días en el campo cazando conejos. Al acabar una de estas largas jornadas de cacería, llegó el momento de repartirse los animales muertos con tanta mala suerte que a uno de ellos le saltó la escopeta y disparó al otro. La bala impactó a la cabeza del hombre que murió al instante, según afirma el diario El Español.

El hombre se culpabilizó del accidente y afirmó que el tiro había salido de su arma.

El presunto asesino llamó a la Policía Judicial de la Benemérita y explicó todo lo que había sucedido: se culpabilizó del accidente y afirmó que el tiro había salido de su arma.

Ahora, la Guardia Civil ha detenido al hombre que se enfrenta a penas de prisión y la prohibición de seguir manteniendo el permiso de armas.