El grupo de cuatro adolescentes, de entre 16 y 17 años, que violó brutalmente hasta la muerte a una chica de 17, utilizó palos y hierros en su ataque. La agresión fue tal que la chica tenía destrozada la vagina y el ano.

Los hechos pasaron el 16 de octubre en la región de Oruro, en el oeste de Bolivia. La chica murió después de dos semanas de agonía, por las heridas y las lesiones que le provocaron los atacantes.

La víctima conocía a sus agresores

Según indica Infobae, la víctima y sus cuatro agresores se conocían y quedaron en grupo para beber alcohol en una de sus casas. En principio habían quedado también con 3 chicas más, aunque la joven acudió sola.

Después de dos bebidas, la chica perdió el conocimiento, y los agresores aprovecharon para violarla brutalmente.

No recordaba nada

La chica, al despertar, aseguró que "no recordaba qué había pasado". Además, indicó que sentía mucho frío y tenía un dolor muy grande entre las caderas, de forma que casi no se podía poner de pie ni caminar.

La víctima consiguió salir de la casa a rastras, y los peatones que pasaban por la calle la ayudaron al ver la gravedad de su estado.

Una larga batalla en el hospital

La joven fue trasladada inmediatamente al hospital, donde ingresó en estado crítico. Finalmente, después de dos semanas de agonía y dolor, la chica murió. Según han indicado las autoridades, los violadores le llegaron a introducir objetos metálicos en las partes íntimas, indica Metro Ecuador.

Después de su muerte, se le practicó la autopsia a su cuerpo. Según Orlando Zapata, el fiscal de la zona, "los jóvenes llegaron a niveles de abuso increíbles de describir". Y continúa: "Prácticamente le destrozaron la región anal y vaginal", ha asegurado.

30 años de prisión

Los violadores están detenidos preventivamente en un centro de rehabilitación para menores. Las autoridades los están investigando por el delito de violación con agravante. Ahora, con la muerte de la víctima, se enfrentan también a un delito de feminicidio, penado con 30 años de prisión.

Zapata ha añadido que se espera un informe forense que indique si los cuatro acusados consumieron alguna droga además de bebidas alcohólicas.

Gran conmoción general

El abogado de la familia ha calificado este caso de "la peor violación de todo el año" en el país. Por su parte, Zapata también afirma que es un suceso "muy duro y muy fuerte".

Ahora los padres quieren que se le haga justicia a su hija. "Que estos chicos no salgan, que paguen lo que tiene que ser, que no se los pida de la pena mínima" ha pedido la madre a medios locales.

La joven fue velada en su domicilio, también en Oruro.