Un hombre de Dénia, en la Alicante ha sido detenido por un supuesto delito de maltrato animal por haber dado varias patadas a su perro, que, además, tenía síntomas de malnutrición.

Al hombre lo detuvieron el domingo por la tarde después de que unos peatones intentaran dar comida a su perro, que se veía deshidratado y sin fuerzas, y el ahora detenido se negara, diciendo que el animal llevaba tres días sin comer "para no tener que recoger las cacas", según el diario Información.

"Soy yo quien decide si el perro come o no"

Estos peatones llamaron a la policía para denunciar que el hombre había dado varias patadas al animal y que, cuando le llevaron comida, el perro se había puesto a comer inmediatamente, pero su dueño se la había apartado de una patada "porque después tengo que recoger yo la mierda", y avisó a las personas de que le habían dado comer que "después vendréis vosotros y la recogeréis".

El hombre dijo, además, que era él quien decidía si el perro comía o no, y admitió que llevaba tres días sin dejarlo que ingiriera ningún alimento. Al oír a estos testigos y después de apreciar síntomas de desnutrición, la policía detuvo al hombre por maltrato animal.

El perro, por su parte, lo recogió y atendió a la Protectora de Animales de Dénia.