Maite Cantarero Parlón, la joven cordobesa de 27 años que desapareció en Rivas-Vaciamadrid se cayó por un precipicio de 15 metros y rodó más de 80 metros hasta que murió.

Maite Cantarero sufrió una muerte accidental

El jueves encontraron el cuerpo de Maite Cantarero, la joven de 27 años que desapareció el domingo en Rivas-Vaciamadrid (Madrid). La última vez fue vista estava caminando por la zona donde encontraron su cadáver.

Guardia Civil / Twitter CMM_noticias

Maite Cantarero Parlón se cayó de un precipicio de 15 metros y rodó más de 80 hasta que murió / Twitter CMM_noticias

Cayó de un precipicio de más de 15 metros

Después de hacer una autopsia, se ha determinado que su muerte ha sido accidental, ya que se sentó en la punta de un precipicio, cayó y rodó más de 80 metros hasta el lugar donde encontraron su cuerpo.

Cantarero, después de una caminata cerca de la laguna del Campillo, donde encontraron su cuerpo, se sentó en una zona peligrosa para fumar un cigarrillo y, accidentalmente, cayó.

Antes de caer del trágico accidente, se intentó coger con las dos manos para evitar la caída, pero finalmente resbaló y cayó además de 15 metros de altura, según informa Córdoba Noticias.

Rodó más de 80 metros

Según después de la caída, rodó más de 80 metros y se fracturó algunas costillas que le provocaron una herida en el pulmón que la acabó matando. El equipo de rescate ha localizado su cuerpo este jueves.

"Es una zona muy abrupta y con zonas muy verticales. Se tiene que ir con mucho cuidado y con el calzado adecuado, ya que puede ser muy peligroso", explica Mercedes Martín, la portavoz de la Guardia Civil de Madrid.