La Policía Local de Granollers (Barcelona) detuvo este domingo por la tarde a dos jóvenes magrebíes en el centro del municipio después de protagonizar una persecución de película.

Poco rato antes una patrulla de la policía local vio el coche haciendo maniobras extrañas e intentó pararlo, pero el conductor hizo caso omiso e inició una huida a gran velocidad. Según han explicado fuentes de la policía a ElCaso.com, el coche cogió gran velocidad, saltándose semáforos en rojo y poniendo en peligro la vida de varios peatones.

Después de varios metros, el coche perdió el control y volcó, los dos jóvenes siguieron su huida corriendo aunque los dos agentes los pudieron detener.

¿Qué les hizo correr?

No está claro cuál fue el motivo de la huida de los dos hombres. Quedaron detenidos por un presunto delito contra la seguridad del tráfico por conducción temeraria pero la policía está investigando qué les hizo correr.

El perro antidroga de la Policía Local de Granollers inspeccionó el coche pero no encontró droga -ni tampoco rastro de haber traído- ni armas y la única irregularidad que se detectó fue que el coche estaba de alquiler y que no se había devuelto cuando tocaba por fechas. Los dos detenidos no tenían ningún requerimiento ni policial ni judicial.

Investigación de los Mossos

La policía de Granollers acabó el atestado de la persecución y la detención y lo ha transferido a los Mossos d'Esquadra con el fin de investigar los hechos. Los agentes creen que alguna cosa esconden los dos para escaparse con esta velocidad de la policía para no esconder nada.

Agentes de Investigación y de Información de los Mossos analizarán el perfil de los dos jóvenes, de entre 25 y 30 años, por si los pueden relacionar con hechos delictivos. Fuentes oficiales gritan a la calma pero no descartan la vinculación yihadista.