Una mujer de 30 años ha resultado herida después de saltar por la ventana desde un tercer piso con su hija de dos años en los brazos para huir de su marido, que se había puesto violento y lo amenazaba con un cuchillo. Los hechos pasaron la madrugada de este domingo, y los investigadores aseguran que "es un milagro" que la madre sólo sufriera heridas leves, mientras que la hija salió ilesa.

Sobre las dos de la madrugada, los servicios de emergencias asistieron al lugar, en el norte de Nantes (Francia), porque una mujer había saltado de un tercer piso y había aterrizado sobre el césped del jardín. La mujer resultó herida y tendrá que estar un mes y medio de baja. La niña, en cambio, no sufrió ningún tipo de daño.

Una discusión por celos

Según parece, todo habría empezado con una discusión por celos. Los dos habían bebido alcohol y la cosa se fue calentando hasta que el hombre, de 25 años, se puso violento y amenazó a la mujer. El dueño del piso donde viven lo habría presenciado y habría intentado poner paz, pero el marido habría cogido un cuchillo y los habría amenazado.

La madre entró en pánico y no encontró una solución mejor que saltar por la ventana del piso, en la tercera planta, para intentar huir. Afortunadamente, habría caído en un lugar blando y no se hizo grandes heridas.

El hombre, por su parte, fue detenido por la policía.