Una madre ha comunicado a través de su Facebook que ha infectado piruletas con el virus de su hijo enfermo de varicela. Los hechos han ocurrido en la localidad australiana de Brisbane.

La madre podría ser condenada a 15 años de prisión

Sarah Walker explicó que el motivo para contagiar a otros menores era ayudarlos a quedar inmunes de manera natural. La madre también asegura que ha dado la posibilidad de enviarlas pagando un dólar por los “gastos de distribución”.

La publicación de Facebook se hizo viral cuando una página que enfatiza en la importancia de las vacunas compartió la publicación de la madre con el objetivo de alertar a los padres de la zona y denunciar los hechos. Waker ha recibido muchas críticas de padres que la llaman irresponsable, pero la madre, que es enfermera, asegura que no le importan.

La policía de Queensland ha abierto una investigación sobre el suceso. En caso de ser declarada culpable, la mujer podría ser condenada a 15 años de cárcel por manipulación de alimentos. Los expertos, por otro lado, han asegurado, que la posibilidad de contagiar la varicela a través de estas piruletas es extremadamente baja.