Una chica de 22 años ha sido detenida después de que la semana pasada entró en una casa extraña e intentó bañar a un niño de dos años. Los hechos pasaron en la localidad de Columbus, en el estado norteamericano de Ohio.

El niño no resultó herido durante el incidente

La madre del pequeño, Areica Hill, despertó por los ladridos del perro dentro de casa y se horrorizó cuando se dio cuenta de la situación. Con la ayuda de su pareja inmovilizaron a la mujer hasta la llegada de la policía.

La sospechosa, Elizabeth Hixon, declaró ante la policía que no pretendía cometer ningún delito y asegura que entró en casa porque la puerta no estaba cerrada con llave.

La mujer ha sido acusada de allanamiento de morada, aunque después la dejaron en libertad debajo fianza. La familia, sin embargo, espera que se presenten nuevos cargos en su contra.

El niño no resultó herido durante el incidente y las autoridades siguen investigando el caso.