La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 34 años como presunta autora de un delito de malos tratos, tras pegar supuestamente a sus hijos de 5 y 8 años con un matamoscas mientras éstos lloraban y gritaban. Los hechos han ocurrido en un domicilio del distrito de Ruzafa de Valencia.

Los pequeños tenían marcas en la cara del matamoscas

Una llamada al 091 alertó a la Policía de los hechos, después que los vecinos escucharan los gritos de los pequeños y le llamasen la atención a la mujer para que los dejara de pegar. Cuando los agentes llegaron al domicilio, la mujer, de origen chino, los invitó a entrar para que pudieran ver el estado de sus hijos. Los policías comprobaron que la mujer había utilizado un matamoscas para pegar a sus hijos y que éstos tenían marcas del objeto intervenido.

La detenida, sin antecedentes policiales, ha pasado ya a disposición judicial.