Una mujer ha abandonado a su hijo de 2 años dentro del coche a Toledo, con las ventanas cerradas, a pleno sol y cuando la temperatura marcaba 41 grados centígrados. La mujer ha sido detenida acusada de abandono temporal de menor.

No es la primera vez que pasa un hecho como este, por incomprensible que parezca. Hace justo una semana, la policía tuvo que rescatar a un bebé encerrado dentro de un coche en pleno centro de Madrid y a 40 grados de temperatura.

Ventanas cerradas y 41 grados en el exterior

En esta ocasión, los hechos tuvieron lugar este pasado jueves, cuando la Policía Local recibió una llamada de un ciudadano que les alertaba que había un niño pequeño, encerrado dentro de un coche que estaba aparcado a pleno sol en la calle Gante de Toledo.

Calle Gante Toledo / Google View

La mujer dejó aparcado el coche con su hijo de 2 años dentro, en la calle Gante de Toledo, a pleno sol y a 41 grados de temperatura / Google Maps

El niño, ddurmiendo y con síntomas de deshidratación

Cuando los agentes llegaron al punto concreto indicado, vieron que el niño encerrado dentro del coche estaba durmiendo. En aquellos momentos los termómetros marcaban 41 grados de temperatura, en plena ola de calor. El vehículo estaba cerrado y con las ventanas subidas, ante esta circunstancia tuvieron que romper el cristal de una de las ventanas para poder sacar al menor.

El niño de 2 años presentaba síntomas de deshidratación y lo trasladaron al Hospital Virgen de la Luz de Toledo, acompañado de su madre, a quien habían localizado poco después de rescatar al pequeño del interior del coche.

La madre estaba en casa

En su defensa, la mujer explicó a los agentes de la Policía Local que había subido a su piso para dejar las bolsas de la compra y que sólo había estado en casa "un momento". La policía, sin embargo, pudo comprobar que entre la llamada de alerta y el momento en que la mujer bajó del piso, había pasado media hora, tal como han indicado fuentes del Ayuntamiento de Toledo a la agencia Europa Press.

Hospital Virgen de la Luz / Europa Press

El niño de 2 años fue trasladado al Hospital Virgen de la Luz de Toledo con síntomas de deshidratación / Europa Press

Detenida y juzgada

Los médicos que trataron al niño, diagnosticaron efectos de deshidratación; inmediatamente después realizaron un informe que elevaron al juzgado y que derivó en la detención de la madre, acusada de un delito de abandono temporal de menor.

La mujer se ha enfrentado esta mañana del viernes a un juicio rápido por este delito, mientras que su hijo de 2 años ha quedado a cargo del cuñado de la detenida, residente en Madrid y que tuvo que desplazarse hasta Toledo.