Miguel Ricart, condenado por el triple crimen de Alcàsser, localizado en una identificación rutinaria en una casa okupa de Madrid.

Localizado en una casa okupa de Madrid

Miguel Ricart, alias "El Rubio", uno de los autores del triple asesinado de Alcàsser y el único condenado por ello ha sido encontrado en una calle de la capital en una identificación rutinaria policial, según un comunicado de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Policia Municipal Madrid / EFE

Se le ha localizado en una casa okupa conflictiva en una identificación rutinaria en Madrid / EFE

La casa es un lugar conflictivo que ha sido denunciado varias veces por los vecinos y al que acuden vendedores de droga y drogadictos.

La Policía acude allí con frecuencia para efectuar controles rutinarios, en busca de individuos reclamados por la Justicia.

Uno de los autores del crimen de Alcàsser

No obstante, Ricart no ha sido detenido al no tener deudas pendientes con la Justicia.

Fue sentenciado a 170 años de prisión en 1997 tras haber sido encontrado culpable del secuestro, tortura, violación y asesinato de Miriam García, Desirée Hernández y Toñi Gómez, de 14 y 15 años, en Alcàsser, Valencia.

Es la única persona que ha sido juzgada y condenada en relación con el crimen de Alcàsser.

El otro autor, Antonio Anglés Martins, se fugó y aún se encuentra en busca y captura desde el momento en el que se hallaron los cuerpos de las víctimas, en enero de 1993.

Antonio Anglés Martins / Europa Press

Antonio Anglés Martins está en búsqueda y captura desde 1993, cuando se encontraron los cuerpos de las tres niñas en Alcàsser / Europa Press

Antes de este crimen habían cometido varios robos y Ricart había cumplido una pequeña condena por tráfico de drogas.

Tras la suspensión de la Doctrina Parot, que facilitaba la reducción de condenas por buen comportamiento, su sentencia se redujo a 21 años, ingresando en la cárcel de Herrera de la Mancha.

Sin embargo, Ricart fue liberado pronto, el 29 de noviembre de 2013. Se le perdió la pista tras su salida de prisión entonces y se lanzaron muchas hipótesis sobre su paradero: se le ubicaba en Francia y Cataluña. 

Y ahora ha sido localizado en una vivienda okupada de la capital española en la que es su primera aparición desde su liberación.

Los huesos de Miriam

Este caso, de los más mediáticos y trágicos de las últimas décadas en España, dio un giro inesperado el pasado noviembre cuando una pareja encontró por casualidad unos huesos que resultaron coincidir con el ADN de una de las niñas asesinadas, Miriam García

La pareja acudió al lugar para rendir un homenaje a las niñas, sin saber que hallarían una pieza clave para el caso, del que hace más de 20 años y que aún conmociona a un país entero.