Escalofriante caso de abusos sexuales en Mendoza, en Argentina. Una madre ha descubierto que su hija de cuatro años había sido violada después de haberla llevado al médico por un cuadro de fiebres.

Los médicos encontraron esperma en el análisis de orina de la niña

La mujer llevó a la niña al hospital Fleming de la ciudad argentina este sábado al mediodía porque tenía fiebre. Para analizar el origen, los médicos decidieron hacerle un análisis de orina. Los resultados reflejaron que el líquido contenía esperma.

A la pediatra que atendió a la niña lo denunció en la fiscalía, que, después de unas primeras investigaciones, pidió que se detuviera un hombre, mayor de edad y que formaría parte del círculo íntimo de la niña, aunque no se han dado más detalles por preservar la privacidad de la víctima.

La división de delitos de la integridad sexual investiga ahora los detalles de esta agresión.