Un joven de 27 años acusado de golpear brutalmente a su expareja y asestarle varias puñaladas ha sido condenado a 14 años de prisión. Los hechos sucedieron en la localidad de Glossop (Reino Unido) a principios de febrero.

El agresor le clavó cinco puñaladas delante de la policía

La policía ha dado a conocer la grabación telefónica al servicio de emergencias que se hizo el día de la agresión, en el que se escucha como la víctima, Zahra Rechella, advierte de que su exnovio está a punto de entrar en su casa.

En el audio, se escuchan los gritos de la víctima en el momento en que el atacante rompe una de las ventanas de la casa. “Por favor, no me hagas daño”, suplica Rechelle, a lo que su expareja le responde “¿Qué voy a hacer? ¡Voy a matarte!”. Es lo último que se escucha antes de que se cortara la llamada, según explica Manchester Evening News.   

El agresor de 27 años golpeó a la mujer hasta dejarla inconsciente. Luego cogió un cuchillo y la persiguió por la calle hasta clavarle 5 puñaladas delante de un grupo de policías que llegó al lugar de los hechos. Finalmente fue detenido y la víctima trasladada al hospital.

Durante el juicio Aaron Marsden Booth se declaró culpable. De los 14 años a los que ha sido condenado por intento de asesinato deberá cumplir al menos nueve en prisión antes de poder solicitar la libertad condicional.