E.C.P, el hombre de 39 años acusado de haber entrado en casa de su expareja, amenazarla y violarla, ha reconocido los hechos en el juicio en la Audiencia de Lleida este viernes. El hombre atacó a la mujer después de esconderse en su domicilio en Torre-Serona (Lleida). Por este motivo, la Fiscalía solicita una condena de quince años de prisión y diez más de libertad vigilada.

La violó en su casa

Los hechos se dieron el pasado 21 de junio de 2018. Cuando la víctima llegó a su casa se encontró su expareja, de origen rumano, que la arrastró por el pelo, la insultó diciéndole "puta" y preguntándole "a quién se había follado", la amenazó con cortarle un dedo con un cuchillo y la violó. Además, le llegó a decir que "no saldrás viva de esta casa". Ha sido la misma víctima la que ha narrado los hechos en el juicio, acompañada de una psicóloga.

Habían mantenido una relación

La mujer mantuvo una relación de nueve años con el acusado y, cuando la relación acabó, él no lo aceptó. Según el escrito de acusación del Ministerio Público, el procesado estuvo enviándole mensajes a la víctima durante todo el mes de junio, mostrándose celoso y diciendo que se suicidaría. El mismo día 21 le llamó y la amenazó: "Te comportas como una puta y como puta recibirás".

La mujer estuvo de baja durante ocho meses después de este suceso y recibe atención psicológica desde entonces. Ahora la Fiscalía pide, además de la condena de prisión, una orden de alejamiento de 1000 metros y de prohibición de comunicación durante 10 años, y una indemnización de 60000 euros por daños morales.