La titular de Instrucción número 9 de Murcia ha decretado este sábado la libertad provisional sin fianza para los tres jóvenes afganos detenidos como presuntos autores de la violación a tres hermanas norteamericanas la noche de Fin de Año.

Medidas cautelares

Fuentes judiciales han explicado que la jueza ha establecido medidas cautelares: la obligación de presentarse cada semana en los juzgados, la retirada del pasaporte y la prohibición de acercarse a las tres jóvenes de 18, 20 y 23 años.

En el auto se establece que se investiga a los tres jóvenes, de 25, 21 y 20 años de edad, que están encausados por dos presuntas agresiones sexuales y una tercera en grado de tentativa.

Los tres jóvenes afganos han sido trasladados este sábado desde dos comisarías de Murcia hasta la Ciudad de la Justicia. Mientras tanto, las tres chicas están en Viena (Austria), donde viajaron el viernes para encontrarse con su familia, desde allí tenían la intención de volver a los Estados Unidos.

Violadas en dos pisos diferentes

La presunta violación de las tres hermanas se produjo en dos domicilios diferentes, uno de ellos ubicado en la plaza de la Candelaria de Murcia, donde vivía la chica de 18 años, y otro en uno de los pisos de los tres afganos.

Dos de los detenidos tenían concedido el asilo político en España, ninguno de ellos tenía antecedentes penales y están en situación regular en el país.

Los hechos

Los hechos sucedieron la noche de Fin de Año, cuando según explicó una de las chicas, los tres agresores las conocieron en un pub de Murcia y con la excusa de seguir la fiesta en un domicilio particular, las convencieron para ir con ellos.

En el piso de la plaza de la Candelaria, las tres chicas se vieron acosadas. Según el relato de la que presentó la denuncia, una de ellas fue agredida en este domicilio, mientras que sus hermanas fueron al piso de los otros dos agresores, donde también fueron violadas.