Los Mossos d'Esquadra han detenido a un joven por el robo violento de un reloj valorado en 30.000 euros a un turista que paseaba por la calle de Montcada, en el centro de Barcelona. Varios jóvenes rodearon una pareja el 15 de mayo y uno de ellos cogió al hombre del brazo y le arrancó el reloj. Es el modus operandi normal de estos ladrones. Unos robos que se han disparado los últimos meses en el centro de la ciudad y que ahora, que llega el calor, todavía subirán más.

Los ladrones se escaparon en taxi

Él salió corriendo detrás de los ladrones, pero no pudo pillarlos porque subieron en un taxi. Las víctimas pusieron una denuncia y reconocieron a través de fotos al autor del tirón, unas imágenes que se compartieron por las redes sociales gracias a los vecinos del Raval.

La fotografía que colgaron en varios grupos de Facebook -y que acompaña esta noticia- de las víctimas y de los ladrones permitieron a la policía ir cerrando el círculo sobre el ladrón, que ya era un conocido de los Mossos d'Esquadra. El detenido, con once antecedentes policiales por delitos como este, es un marroquí de 22 años.

Los agentes registraron su domicilio después de conseguir una orden judicial y localizaron el reloj, así como otro de lujo, diversa documentación que no era suya y la ropa que habría utilizado para cometer el robo. El juez dictó su ingreso en la prisión.

La investigación continúa abierta para identificar y detener al resto de personas que intervinieron en el robo. Es uno más de estos robos que son el pan de cada día de una Barcelona fuera de control.