Ojo por ojo, diente por diente, y pierna por robo. Un ladrón argentino ha perdido una pierna después de entrar a robar en una casa de Buenos Aires: los dos perros pitbull que había dentro del domicilio lo atacaron y se le comieron buena parte de la pierna izquierda.

Los hechos pasaron poco antes de las tres de la madrugada del día 1 de junio, cuando el hombre saltó una valla para entrar a robar en una casa de Los Polvorines, un suburbio de la capital argentina. Pocos instantes después, sin embargo, los vecinos llamaron a la policía porque oyeron ladridos y gritos de dolor: los dos perros pitbull que vigilaban el domicilio habían atacado al hombre.

El hombre acabó medio desnudo y con heridas en prácticamente todo el cuerpo

 

Cuando los servicios de emergencia llegaron, se encontraron al hombre medio desnudo, después de que los perros le arrancaran la ropa, y tenía heridas en prácticamente todo el cuerpo: en la cabeza y los brazos, pero sobre todo en las piernas. De hecho, la parte inferior de la pierna izquierda le había desaparecido: a base de mordiscos, los perros se le habían comido la carne y habían dejado los huesos a la vista.

Al herido lo trasladaron en ambulancia al Hospital de Traumatología de Malvinas Argentinas, donde le amputaron la pierna y donde ha estado varios días ingresado en la UCI.

La propietaria de los perros, exculpada

En un primer momento, la fiscalía decidió imputar los dos implicados: al ladrón, por "allanamiento de morada", y a la propietaria de los perros, a quienes responsabilizaba de las graves lesiones que había sufrido el ladrón.

Sin embargo, el gobierno del municipio de Malvinas Argentinas aseguró que daría asistencia jurídica a la propietaria de los perros porque consideraba injusto que la mujer fuera imputada. Finalmente, después de una campaña popular que recogió casi medio millón de firmas para evitar que sacrificaran a los perros, la fiscalía ha archivado la causa contra la mujer y ha imputado al ladrón por tentativa de robo.

Según la propietaria de los animales, los perros, que se llaman Roco Yana, no son violentos y "todo el mundo que pasa por la calle, incluso a los niños, los acaricia".

pierna mordida ladrona argentina
hueso pierna ladrona argentina

Los perros destrozaron la pierna del ladrón / Facebook