Un hombre se ha salvado de la cárcel después de "tratar de tener relaciones sexuales con un cono de plástico" en un ascensor de una estación de tren mientras estaba bajo la influencia de drogas.

Trevor Smith fue visto "empujando sus caderas" hacia el objeto por el personal de la estación Wigan North Western el 14 de abril. Dos trabajadores vieron al hombre de 48 años sentado en el suelo con sus pantalones y calzoncillos bajados y con un cono en el regazo.

El hombre aseguró a la policía que sus pantalones simplemente se habían "caído"

 

Cuando se le preguntó sobre el extraño incidente, les dijo a los oficiales que sus pantalones simplemente se habían "caído". El tribunal escuchó que alrededor de las 21.30 horas., un trabajador de Virgin Rail le pidió a un colega que se uniera a él en el ascensor para ir hasta la plataforma cuatro de la estación.

Cuando miraron por la ventana del ascensor, vieron a Smith sentado en el suelo con el cono en su regazo. "Creo que estaba tratando de tener sexo con el cono", dijo uno de los trabajadores. "Yo estaba en completo shock. No he visto nada así en todo mi tiempo trabajando en los ferrocarriles", manifestó el otro.

La policía detectó restos de polvo blanco alrededor de su rostro

 

Los pareja aseguraron que estaban "horrorizados" por lo que vieron y que Smith estaba "claramente" bajo la influencia de las drogas. Mientras uno de los trabajadores contactó con la Policía de Transporte Británica (BTP), el otro trató de evitar que la gente viera lo que estaba sucediendo, informa Daily Mail.

Después de darse cuenta de que la policía había llegado y lo miraban, Smith se subió los pantalones. Cuando se abrió la puerta del ascensor, el acusado estaba encima del cono y parecía estar empujando sus caderas como si estuviera teniendo relaciones sexuales con él, explican ambos testigos. Los oficiales se le acercaron y detectaron restos de polvo blanco alrededor de su rostro.

Captura de Pantalla 2019 10 26 a les 15.28.40

Los oficiales se le acercaron y detectaron restos de polvo blanco alrededor de su rostro

Deberá someterse a rehabilitación

Smith explicó a la policía que había pasado las horas previas al incidente bebiendo mucho y viendo fútbol. Los amigos pensaron que se estaba "deprimiendo", así que le dieron un poco de polvo blanco, que Smith creía que era cocaína, para animarlo, según el tribunal. Le dijo a los oficiales que había ido a tomar el tren a casa y entró en el ascensor pensando que era una habitación cerrada y eso era todo lo que podía recordar.

Smith tiene ocho condenas anteriores por temas de alcohol y drogas, incluidas dos por actos sexuales públicos. Finalmente, Smith, fue sentenciado a 26 semanas de prisión, a personarse entre las 20.00 horas y las 6.00 horas en los juzgados, y deberá participar en un programa de rehabilitación de drogas 30 semanas.