Tercera sesión del juicio contra Ana Julia Quezada por la muerte de Gabriel. Este miércoles han declarado los agentes que investigaron el caso y han desmontado algunas de las explicaciones dadas por la acusada, que hoy ha estado tranquila con sus abogados.

El lugar donde la policía encontró la camiseta ya fue revisado anteriormente

Los agentes han explicado que se puso las sospechas sobre ella al encontrar la camiseta, ya que se descartó una persona que había estado acosando a la madre de Gabriel. También han recordado que el lugar donde encontraron la camiseta ya fue revisado antes sin resultado.

Los investigadores han subrayado que cuando la detuvieron la acusada les dijo que “en el maletero del coche solo había un perro” y han explicado que les llamó la atención que Ana Julia tenía un excesivo protagonismo y les pareció extraño que perdiera su móvil en dos ocasiones el mismo día.

Los policías han recordado que cuando la familia decidió no aumentar la cuantía de la recompensa, Ana Julia pareció molestarse, momento en que la madre de Gabriel se dio cuenta y lo comentó a la policía. También han señalado que la acusada iba casi todos los días a la finca de Rodalquilar “para verificar que ningún animal había notado el olor del cuerpo”.