Lo que posiblemente era una gamberrada de un grupo de chavales podría haber acabado en tragedia. Un matrimonio de Suerte de Saavedra, en Badajoz, ha denunciado que su coche fue atacado el jueves por la noche en una carretera de la capital pacense.

Según explica la pareja, circulaban por la BA-20, la ronda de circunvalación de Badajoz, cuando su coche recibió un proyectil: una piedra arrojada desde un callejón. La piedra dio de pleno en la ventanilla trasera derecha y la destrozó: los cristales cayeron encima de su bebé de sólo cuatro meses, según el diario Hoy.

Los padres han denunciado que los trocitos de cristal le provocaron varios cortes en el tórax, la espalda y los brazos. Afortunadamente, la niña iba dormida y los cristales no le cayeron en los ojos.

Tres jóvenes riéndose

El padre detuvo el coche enseguida y se dirigió al callejón desde donde creía que habían lanzado la piedra. Allí vio tres jóvenes que estaban riéndose y que, cuando vieron que el hombre se acercaba, echaron a correr.

Poco después, los padres llevaron a su hija a un centro médico, donde vieron que el bebé tenía pequeñas lesiones por cortes en todo el cuerpo. Además del susto, la pareja asegura que las consecuencias podrían haber sido mucho más graves si la piedra hubiera alcanzado a la niña.

Buscan a los culpables

Ahora los padres han decidido denunciar los hechos y hacerlos públicos para que los autores sean conscientes de lo que han hecho y del mal que podrían haber causado. También han pedido que se revisen las cámaras de seguridad para que se identifique a los autores.

Incluso si no los pillan, lo que quieren es que la noticia llegue a los atacantes para que sean conscientes del peligro que supone este tipo de actuaciones, que, según aseguran, no es la primera vez que suceden.