Un joven de 27 años que trabajaba de cuidador en una residencia de ancianos de Mallorca ha violado, presuntamente, a una anciana de 94 años. El juez de guardia lo envió este sábado a la prisión.

Los hechos ocurrieron el fin de semana pasado en la residencia pública La Bonanova, que depende del Consell de Mallorca. Una de las internas de edad más avanzada de la residencia fue sometida a una agresión sexual con penetración por parte de un joven empleado.

Lesiones en los genitales

Cuando la víctima se quejó de molestias en la ingle, una exploración comprobó que tenía, en los genitales, lesiones compatibles con una violación. Al parecer, la víctima, por su avanzada edad, no pudo oponer oposición a los abusos del joven empleado.

Los médicos avisaron a la dirección de la residencia y ésta, a la policía, que inició una investigación. Tras cerrar el círculo sobre los trabajadores más cercanos a la víctima, todas las sospechas recayeron en el ahora detenido: un joven cuidador que había estado con la anciana la noche en que, supuestamente, abusó de ella.

El presunto agresor, a prisión

Tras poner los hechos en conocimiento de la fiscalía, el joven, de 27 años, fue puesto a disposición de un juez este mismo sábado. El detenido pasó por una exploración forense para determinar su estado mental y si era responsable de sus actos.

Al parecer, los médicos no observaron ningún problema mental grave y el fiscal pidió su ingreso en prisión, aunque sí que se le realizaran más pruebas en la enfermería de la cárcel de Palma, donde ingresó este mismo sábado.

Suspendido de empleo

Además, al conocerse los hechos, el joven fue suspendido de empleo y sueldo inmediatamente y, de hecho, el IMAS, el organismo responsable de la residencia, se personará en la causa abierta por esta supuesta agresión.

Sea como sea, en un comunicado, el ente ha pedido respeto por la intimidad de la víctima y ha defendido, también, la presunción de inocencia.