Un austríaco de 25 años ha matado este domingo en la ciudad austríaca de Kitzbühel, a su ex novia de 19 años, a los padres y al hermano de ella, así como al nuevo novio de su expareja por celos.

El presunto asesino se ha presentado a la comisaría con una pistola y un cuchillo

El presunto asesino se ha presentado en una comisaría de la citada ciudad alpina, a primera hora de este domingo, con una pistola y un cuchillo y ha revelado el crimen que había cometido. La policía se ha desplazado a la vivienda de la exnovia del joven, donde ha hallado los cuerpos sin vida de las cinco víctimas.

El chico se presentó de madrugada, aparentemente con la intención de hablar con ella, pero su padre no lo dejó entrar. El joven fue a su casa para buscar la pistola de su hermano y regresó con ella a la vivienda, donde cometió el múltiple crimen, matando primero al padre de la chica cuando éste le abrió la puerta. Todas las víctimas fueron asesinadas a disparos.

El presunto homicida, conocido por ser una persona tranquila –no tenía antecedentes criminales– ha admitido su culpa y se ha mostrado arrepentido por los hechos, según la policía.