Los Mossos d'Esquadra han detenido a un joven de 27 años, de nacionalidad marroquí y vecino de Barcelona por haber cometido dos robos con violencia el fin de semana pasado en el barrio del Raval de Barcelona.

Concretamente, el joven robó en dos establecimientos los días 21 y 22 de septiembre amenazando a los trabajadores con un arma de fuego.

La policía pudo detener a este joven este miércoles, pero todavía buscan a un cómplice, mayor de edad y también de nacionalidad marroquí, que participó en uno de los dos robos.

Las víctimas, amenazadas y retenidas

En los dos casos, las víctimas de los atracos fueron los trabajadores de los establecimientos, que fueron amenazados con un arma de fuego que el ahora detenido exhibió. En el primero de los robos, además, el joven amenazó a las trabajadoras del establecimiento y las ligó con bridas, provocándoles lesiones de carácter leve. Después robó el dinero de la caja y los objetos de valor que las trabajadoras llevaban.

En el segundo robo, el ahora detenido entró en el establecimiento exhibiendo el arma y se llevó la víctima en la trastienda. En aquel momento, el cómplice entró y cogió todo el dinero de la caja.

Detenido 30 veces, dos de ellas esta semana

Las pruebas conseguidas por los investigadores permitieron identificar a los dos presuntos autores, y lo detuvieron en la misma comisaría de las Corts de Barcelona: el joven estaba arrestado por otro delito de robo violento el día 24, cuando lo pillaron intentando robar a dos personas. De hecho, el joven, que ha ingresado en la prisión, tiene 18 antecedentes penales sólo este año, y lo han detenido 30 veces por delitos contra el patrimonio y contra las personas.

Ahora la Unidad de Investigación de los Mossos continúa con la investigación abierta para poder localizar y detener al segundo autor de los hechos.