Nueva agresión sexual en Catalunya. Un hombre de 26 años y de nacionalidad nigeriana, vecino de Salt (Girona), fue detenido por una patrulla de la Policía Local de Salt después de haber asaltado y violado a una mujer de unos 40 años cuando entraba en su casa en este municipio de Girona la noche del martes al miércoles de esta semana.

Siguió a la víctima hasta su casa

El detenido siguió a la víctima hasta su casa y fue allí donde la atacó y violó. La mujer llamó a la policía municipal y mientras los agentes trasladaron la víctima al centro médico, tal como marca el protocolo, vieron al presunto violador. Los agentes lo siguieron y lo pudieron detener. El joven, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, tiene antecedentes por otros delitos sexuales en un juzgado de Vic.

Después de ser entregado a los Mossos, este jueves el presunto violador pasó a disposición judicial y el juzgado de instrucción 2 de Girona decretó prisión provisional comunicada y sin fianza acusado de un delito de agresión sexual.

Reconoció el agresor por la calle

El ataque tuvo lugar la madrugada del miércoles en la calle de Miquel de Palol de Salt. Según fuentes próximas a la investigación, el hombre abordó a la víctima por la espalda, cuando entraba en su casa. La empujó, la hizo caer al suelo y la agredió sexualmente. Después de perpetrar el ataque, huyó corriendo. La mujer, de camino al hospital, reconoció al hombre andando por la calle y los agentes de la policía de la ciudad lo detuvieron. Las imágenes de las cámaras de seguridad confirmaron que había sido él el autor de la agresión sexual.

El Ayuntamiento de Salt, en un comunicado de prensa, ha mostrado la "más absoluta condena" de la agresión sexual. "Manifestamos nuestro apoyo y nos ponemos a disposición de la mujer agredida y de todas las víctimas de esta lacra contra la cual tenemos que seguir luchando porque constituye una violación de los derechos humanos fundamentales y atenta contra la libertad y la dignidad de las personas", remarcan desde el consistorio.