Dos chicas han demandado por acoso sexual al que fue su jefe de una compañía inmobiliaria de Nueva York (Estados Unidos), según explica el New York Daily News.

El jefe sostiene que las dos mujeres quieren sabotearlo

El jefe de las dos mujeres, Marc Menowitz, pidió a sus dos empleadas, Alice Vysata y Kinga Tabares, que le enviasen fotos subidas de tono en probadores. A cambio les decía que les regalaría el artículo que se probaran.

Cuando Alice rechazó la propuesta de Menowitz, éste le bloqueó el seguro médico y el correo electrónico para que la mujer guardara silencio. En el caso de Kinga, el jefe le invitó a una fiesta en su yate, en donde le pidió que se quitara la camiseta para hacerle fotos en bikini. Más tarde fue despedida por el jefe por ser “distante y fría”.  

Menowitz sostiene que ambas empleadas le han denunciado por estar descontentas con su despido y que en realidad buscan sabotearlo.