El cuerpo de Janet Jumillas todavía no ha aparecido. Los Mossos d'Esquadra saben que la chica que desapareció a Cornellà el pasado 13 de marzo está muerta y que el sospechoso de haberla muerto y escondido el cadáver es Aitor G.P., un hombre de 32 años y del Prat de Llobregat.

Desde el martes que está detenido y este jueves el juez lo ha enviado a prisión provisional sin fianza acusado de los delitos de homicidio y la posterior ocultación de cadáver. Él no se implica en el crimen. Sólo dijo al juez que "era amigo" de Janet y que "no le quería ningún daño".

Los agentes de la Unitat Central de Persones Desaparegudes de los Mossos d'Esquadra, los investigadores que se han hecho cargo de la investigación, tuvieron claro desde un primer momento que la desaparición de Janet Jumillas no pintaba bien y que Aitor G.P. y Cristian K., el otro detenido, acusado de encubrimiento, tenían alguna cosa que ver.

Movimientos de móvil para despistar los Mossos

El juez autorizó a la policía a seguir a Aitor G.P. y a escuchar sus conversaciones telefónicas, uno de los elementos centrales que permitieron confirmar que el hombre estaba relacionado con el crimen.

Pero el acusado de matar Janet Jumillas también intentó despistar los Mossos jugando con los móviles. Según han explicado fuentes de la investigación a ElCaso.com, Aitor G.P. sabía perfectamente que la policía, si finalmente llegaban a él, rastrearían su terminal móvil los días de los hechos y es por eso que se cambió de terminal y también dejó el móvil en varios sitios para intentar confundir a la policía.

Los investigadores, después de los registros que se han hecho en casa de él, a Cornellà, creen que podrán desmontar estos "trucos" del presunto asesino de Janet Jumillas. Agentes de Desaparecidos saben que Aitor G.P. actuó con los móviles claramente para evitar que la geoposición de los terminales pudiera ayudar a la policía a saber dónde se había escondido el cadáver de Janet Jumillas.

La mató en el piso de Cornellà

Según los Mossos, el fiscal y el juez, el hombre de 32 años mató Janet Jumillas en el piso de pocos metros cuadrados de la calle Ramon Sala i Massaguer. Durante horas repasaron de arriba abajo el piso y también la terraza, que tiene los mismos metros cuadrados que el piso.

janet jumillas cientifica tres - efe

Agentes de los Mossos en la terraza del piso de Cornellà. / Efe

Allí encontraron elementos que confirman que Janet está muerta pero también otros objetos que pueden ser útiles para los informes que tienen que hacer ahora los investigadores para seguir cerrando el círculo sobre la única pieza que necesitan los Mossos: el cadáver de Janet Jumillas.

Los investigadores confían en que si Aitor G.P. no acaba confesando "por caridad humana", ellos podrán ir acercándose cada vez más al lugar donde escondió, presuntamente, el cuerpo de la chica de 39 años. De poco le habrán servido los "trucos de aficionado", aseguran.

El encubridor estuvo en el piso varias veces

ElCaso.com ha tenido acceso a varias imágenes que confirman que Cristian K, el joven de 23 años detenido acusado de encubrir a Aitor G.P., fue en varias ocasiones, los últimos meses, en el piso de Cornellà con el presunto asesino y la actual pareja de él.