La Policía Nacional ha detenido en Salamanca a un joven de 25 años que había denunciado haber sido víctima de coacciones y abuso sexual, cuando no se habían producido, para ocultar a su novia un contacto sexual que había mantenido con otra mujer.

La investigación del caso comenzó el pasado 23 de octubre, cuando el ahora detenido presentó una denuncia en la que explicaba que la pareja con la que compartía piso desde hacía tres meses en Salamanca le había insinuado la posibilidad de mantener un contacto sexual entre los tres.

Una milonga para engañar a su pareja

En su denuncia, la supuesta víctima rechazó tal contacto, alegando que tenía novia y que no le interesaban dichas prácticas. Posteriormente, la pareja con la que vivía, según la declaración del ahora detenido, le enseñó un vídeo en el que se apreciaba que mantenía un contacto sexual con ellos, amenazándole con difundirlo si no accedía a repetir. 

Droga al ColaCao

Él aseguró que un día que volvió de trabajar bebió un vaso de leche con ColaCao que llevaba droga y que creía que la pareja la había forzado, una vez drogado, a mantener relaciones sexuales con ellos. La pareja, siempre según el relato de la presunta víctima, en grabó el abuso sexual de la pareja a él. Él decía sólo recordar algunas "imágenes confusas" de aquella noche.

Sin embargo, la investigación llevada a cabo por los agentes permitió descubrir que los hechos relatados en la denuncia eran falsos, puesto que no existía ninguna grabación sobre el presunto abuso sexual ni sobre el resto de contactos ni coacciones supuestamente realizadas por la pareja.

Ocultar el sexo con su compañera de piso

La investigación apunta a que la denuncia fue presentada para ocultar o justificar ante su novia que había mantenido relaciones sexuales con otra mujer, ante la posibilidad de que sus compañeros de vivienda, que tenían conocimiento de dicho contacto, pudieran contárselo.