Una famosa bloguera china, conocida como Seaside girl Little Seve, se propuso comer un pulpo vivo durante una de las transmisiones en vivo en YouTube. El animal se defendió y se enganchó a su cara provocándole heridas.

La joven es famosa por ingerir langostas y cangrejos durante sus vídeos. En este caso, el octópodo sorprendió a la chica pegando fuertemente los tentáculos en su cara como medio de defensa.

En un principio, la chica se muestra relajada y, aunque el pulpo se adhiere a su cara, parece no importarle. Incluso comenta a sus seguidores “lo duro que está succionando”. Segundos más tarde, intenta despegar al animal y empieza a mostrarse preocupada cuando ve que este no le suelta el labio superior.

La bloguera empieza a llorar y usa todas sus fuerzas para sacarse al tentáculo de encima, que sigue aferrado a su cara. Finalmente, el animal se rinde y logra quitárselo de la cara, aunque le deja una herida con sangre en la mejilla. No contenta con ello, al final del vídeo recuerda a sus seguidores que se lo comerá en la siguiente transmisión. “Se lo merece” o “Ojo por ojo, diente por diente”, son algunos de los comentarios de los usuarios que han visto el vídeo.