El incendio que quema a Tasarte, en la isla de Gran Canaria (Las Palmas) ha obligado a evacuar tres municipios: El Hoyo, Tocodomán y Pino Gordo. Las llamas han quemado ya más de 300 hectáreas y el fuego continúa activo.

Sin control

Durante toda la noche han trabajado 150 efectivos de los bomberos y de la Unidad Militar de Emergencias para evitar que el fuego se extienda. Y es que las llamas siguen avanzando sin control a causa del intenso calor y las fuertes rachas de viento.

Este domingo el incendio entraba en la Reserva Natural de Inagua y en las últimas horas ha obligado a evacuar las poblaciones de El Hoyo, Tocodomán y Pino Gordo. La decisión se ha tomado por precaución a causa de las rachas de viento. Todos los vecinos han sido trasladados al pabellón de deportes del pueblo de La Aldea.

Episodio de calima muy grave

La calima que afecta las Canarias dificulta las tareas de extinción del incendio. Se da el caso que el archipiélago vive el peor episodio de este fenómeno que se recuerde y está causando que los habitatntes de las islas respiren uno de los peores aires del mundo.

El aeropuerto de Gran Canaria ha sido el más perjudicado, 822 vuelos y entre 12.000 y 14.000 pasajeros afectados. Muchos han tenido que dormir en el aeropuerto ya que no había suficientes hoteles para todos.

Otros incendios ya controlados

El de Tasarte es el incendio que más preocupa, pero no es el único que ha afectado este fin de semana Gran Canaria. Afortunadamente, el de Tejeda ya se encuentra controlado; mientras que en el norte de Tenerife, hay también varios fuegos que tenían en suspense seis municipios de la isla.

En Santa Úrsula, 800 personas han sido desalojadas de sus casas por la proximidad de las llamas, que han afectado a varias viviendas.

Las elevadas temperaturas, que han superado los 30 grados, y las fuertes rachas de viento complican las tareas de extinción. Aunque la situación ya está controlada continúan pendientes de las condiciones climatológicas.