Una situación tan insólita como surrealista se vivió en el centro de Santa Cruz de Tenerife. Los peatones que paseaban por la ciudad se percataron de que una mujer iba en una motocicleta con el casco al revés. En las imágenes compartidas a través de las redes sociales se puede comprobar como la conductora circulaba con total normalidad por las calles, ajena a la surrealista escena que estaba protagonizando.

moto Santa Cruz de Tenerife

La mujer conducía una moto de alquiler de la compañía Lovesharing, que opera en el centro de Santa Cruz de Tenerife. La empresa advierte en su página web que el uso del casco durante el trayecto es "obligatorio" y añade que los usuarios lo encontrarán en el baúl del vehículo. En este sentido, no se especifica cuál es el uso correcto del dispositivo de seguridad, por lo que la conductora, por inconsciencia o por despiste, se lo pone completamente al revés.