El humo de los cigarrillos electrónicos puede causar cáncer de pulmón en ratas de laboratorio. Según un estudio publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), la exposición a los gases de los dispositivos utilizados para vapear ha provocado adenocarcinomas pulmonareshiperplasia de vejiga -aumento de tamaño de un órgano o de un tejido por el incremento del número de sus células- a los animales utilizados como muestra. Pese a que los resultados de la investigación no pueden ser aplicables a un estudio con humanos, sí que se pueden tomar como referencia para investigar la afectación que puede tener este humo en personas.

Seguros

"El humo del tabaco es uno de los agentes ambientales más peligrosos a los cuales los humanos están expuestos de forma rutinaria", señala Moon-Shong Tang, investigador de la Escuela de Medicina en la Universidad de Nueva York y uno de los profesionales que han participado en el estudio publicado en PNAS. Tang asegura que, pese a que los resultados con ratones no tienen la intención de compararse con la enfermedad en los humanos, "debe investigarse más el humo de los cigarrillos electrónicos antes de que se les considere seguros o de que se comercialicen como si lo fueran".

La investigación publicada en la revista descubrió que nueve de los 40 ratones (el 22,5 %) expuestos durante 54 semanas al humo con nicotina de estos dispositivos utilizados para vapear desarrollaron adenocarcinomas pulmonares, un tipo de cáncer de pulmón. Además, en más de la mitad de los animales (el 57,5 %) también se detectó la aparición de una hiperplasia de vejiga, una serie de cambios genéticos causados por el incremento del número de células que puede convertirse en el paso previo a la aparición de un tumor.

18 muertes

Los Centros para el Control de Enfermedades ya han recibido casi 2.000 casos de pacientes con afecciones pulmonares vinculadas al vapeo y ya se ha confirmado la muerte de al menos 18 personas que habían utilizado estos dispositivos en Estados Unidos.