Dean Anthony Sellenthin, un australiano de 43 años, está en prisión de forma preventiva desde este julio. Se lo acusa de haber violado a dos perros y acosado a varias mujeres, niños y personas con discapacidad.

Los actos de los que se le acusa pasaron entre el 2011 y el 2017. Según la policía local, durante siete años Sellenthin molestó de forma repetida a turistas, locales y perros en la popular ciudad turística Byron Bay (Australia).

Zoofilia y pedofilia

Según indican fuentes judiciales, en el año 2017 el hombre violó a un perro "de pelo corto y oscuro" y a un Golden Retriever más de diecinueve veces en su casa, en la ciudad de Bangalow. Por estas acciones se le acusa de zoofilia, un cargo que él ha aceptado.

Además, el hombre también se ha declarado culpable de haber producido y poseído material pedófilo, de haber robado ropa interior y trajes de baño de mujeres y niños, y de haber perpetrado un asalto agravado.

En total, en la primera vista del juicio las autoridades le imputaron 221 cargos, de los cuales Sellenthin se declaró culpable de 96, informa Telecinco.

Han aplazado el juicio: el caso es demasiado complejo

Sellenthin tenía que recibir condena el pasado viernes, pero el juicio ha sido pospuesto al 18 de diciembre.

Su caso, según indican fuentes judiciales, es demasiado complicado, ya que el hombre acumula centenares de cargos y sus crímenes son muy variados: incluyen desde crímenes sexuales hasta robo y traspaso de la propiedad privada.

Por este motivo, el tribunal se ha visto obligado a posponer la sentencia más de un mes y medio.