Un hombre de origen marroquí se enfrenta a hasta 12 años de prisión por haber forzado su pareja a mantener relaciones sexuales y, además, haberla agredido con un vaso de cristal que le provocó varias lesiones.

Los hechos pasaron el 22 de julio del 2018 cuando el hombre se encontraba en una pensión de la calle Lluís Companys de Lleida con la que entonces era su pareja. El acusado, según el relato de la fiscalía, forzó la mujer a mantener relaciones sexuales después de que ella se negara. Además, también la golpeó en la cabeza con un golpe de cristal, provocándole heridas que hicieron que estuviera siete días de baja.

Ahora, la fiscalía pide para el acusado una condena de once años de prisión como presunto autor de un delito de agresión sexual, y otro año por un delito de maltrato.

La fiscalía pide 3.350 euros de indemnización a la víctima y una orden de alejamiento

La fiscalía, además, pide que el agresor indemnice a la víctima con 3.000 euros por los daños morales sufridos y con 350 por las lesiones. También pide al juez que se le imponga una orden de alejamiento de 200 metros de la víctima y del domicilio de esta durante un periodo de catorce años, y la prohibición de llevar armas durante dos años más.

El acusado se encuentra, actualmente, encarcelado en el centro penitenciario de Ponent, en la partida de Vallcalent de la capital leridana.