Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado 6 de septiembre a un vecino de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) de 42 años y de nacionalidad española por disparar en varias ocasiones contra la fachada de un edificio del municipio. Los hechos tuvieron lugar la segunda quincena del mes de agosto cuando varios vecinos del mismo inmueble denunciaron que habían recibido impactos de proyectil en sus balcones, toldos y aparatos de aire acondicionado y que algunos, incluso, habrían llegado a entrar dentro las viviendas.

A partir de aquí se abrió una investigación que determinó que todos los tiros se efectuaban de madrugada, sobre la misma fachada y con proyectiles del mismo calibre. Una vez detectada la vivienda desde donde se disparaba, el 5 de agosto se realizó la entrada y se procedió a detener al presunto autor de los hechos.

Armas y un libro de Adolf Hitler

En el registro del domicilio también se intervinieron, entre otras cosas, varias armas prohibidas, munición de arma de fuego, sustancias estupefacientes, una báscula de precisión y 2.080 euros en efectivo proveniente presuntamente de la venta de droga. Tal como se ve en las imágenes de los objetos decomisados, la policía también encontró un libro de Adolf Hitler. La polícia no ha podido saber qué ha motivado los tiros.

Al día siguiente de la detención, el hombre, a quien se lo acusa de tres delitos de lesiones, tenencia ilegal de armas y tráfico de drogas, pasó a disposición del Juzgado de Instrucción 4 en funciones de guardia de Cerdanyola, el cual decretó su ingreso a prisión.