Brisa Tatiana Méndez, una niña de 13 años que estaba desaparecida desde el miércoles pasado, ha aparecido muerta y enterrada en la casa de su tío.

Los hechos han pasado este viernes por la tarde, en la localidad de Presidente Derqui de Buenos Aires (Argentina). La niña salió el miércoles para comprar algunas cosas y no volvió.

Unos mensajes extraños

La familia de la niña denunció su desaparición el jueves de madrugada, después de que no la pudieran localizar.

Aquel mismo día, en las 12.08 del mediodía, la abuela de la víctima recibió un mensaje por Messenger en lo que la niña le decía que estaba lejos: "No volveré, el padre no me quiere, me hace cosas", decía el texto, según informa Crónica.

El tío, señalado

Las autoridades averiguaron que el teléfono de la niña no tenía tarjeta SIM, y solo se podía utilizar con Wi-Fi. La policía, a través del Ministerio de Seguridad, solicitó a Facebook que facilitara la dirección IP desde donde se había escrito el mensaje, ya que la empresa es propietaria del chat.

Finalmente, el viernes a las 14.00 horas la compañía informó de la dirección desde donde se había enviado el mensaje. En el lugar indicado hay tres viviendas, una de las cuales es la del tío de la víctima.

Enterrada en el jardín

El hombre, que se llama Matías Emanuel Méndez, ya había declarado anteriormente, pero había desviado la investigación. Por este motivo, el fiscal del caso ordenó un registro urgente de la casa del hombre.

Durante el rastreo del domicilio, en el cual participaron perros entrenados especialmente, Méndez no estaba presente. En torno a las 18.00 horas, los agentes vieron un trozo del jardín cubierto de tierra.

A pocos centímetros de profundidad, y envuelto con una sábana, encontraron el cadáver de Brisa.

Detenido por asesinato

La policía detuvo al tío de la niña en torno a las 21.00 horas del mismo viernes como principal sospechoso del asesinato.

El cadáver de Brisa ha sido trasladado al depósito judicial, donde este sábado se realizará la autopsia para determinar las causas de su muerte.