Un hombre de Pensilvania aparentemente se suicidó el día de la boda de su hija haciendo estallar su casa de Pittsburgh, han explicado las autoridades.

Los vecinos manifestaron a la policía que vieron al dueño de la casa frente a su residencia en Edgewood poco antes de que estallara la casa. "Salimos a ver qué estaba pasando y la casa estaba en llamas", dijo la vecina Donna Antolovich al Pittsburgh Post-Gazette. “Tres o cinco minutos antes de que la casa explotara, el dueño estaba parado frente a ella. Después de eso, nadie pudo encontrarlo", añade.

El hombre habría desconectado la línea de gas en el sótano de la casa

 

Otro vecino, Dann Laudermilch, de 35 años, cuenta al mismo diario que "la casa se derrumbó después de un gran estruendo. Estaba completamente en llamas. Se incendió muy rápido. Pensé que tomaría más tiempo quemar, pero fue como un minuto y medio, fue una locura".

Pasaron horas antes de que la policía y los bomberos encontraran el cuerpo del hombre, informó WTAE-TV de Pittsburgh. La muerte fue declarada suicidio y el nombre del hombre no ha sido revelado. Los familiares estaban lejos de la casa en ese momento, asistiendo a la boda de la hija por lo que no ha habido muertes adicionales.

Además de Laudermilch, otros vecinos describieron que sus propias casas temblaron durante la explosión, lo que les hizo salir a descubrir qué sucedió. 

La causa de la explosión permaneció bajo investigación, pero el jefe de policía de Edgewood, Robert Payne, ha avanzado que el hombre "pudo haber desconectado la línea de gas en el sótano de la casa por lo que no le costó mucho hacer explotar la casa con una simple chispa".

La policía habría estado antes en el hogar por problemas domésticos relacionados con enfermedades mentales. Recientemente se vendió la casa contigua, dañada por el incendio, donde una familia había planeado mudarse pronto.