La policía ha detenido a un hombre de 28 años por un supuesto delito de abandono de menores. El hombre, de Dos Hermanas, en Sevilla, dejó sola a su hija de cuatro años en el asiento trasero de su coche y se fue a coger copas a un bar, al barrio de Montequinto.

La madre avisó a la policía porque sospechaba que el hombre se había ido a beber

Según parece, la mujer del detenido, la madre de la niña, llamó la policía avisando de que su marido se había marchado a las ocho de la noche acompañado de su hija de todos dos para ir a ver un partido de fútbol, y que eran las dos y no había devuelto. La mujer aseguró que se temía que el hombre estuviera tomando copas.

Los agentes se presentaron en la casa familiar para que la madre les diera más datos para intentar localizar al padre y la niña. Las respuestas de la mujer los llevaron a la barriada de Montequinto donde, después de dar varias batidas, encontraron el coche del padre.

La niña durmiendo en el coche y el padre, borracho

Al acercarse, vieron que, en el interior, había una niña pequeña durmiendo y que le habían dejado una ventana parcialmente abierta para que el coche se ventilara.

Después de este hallazgo encontraron al padre dentro de un pub, borracho, y fue detenido por su participación en un delito de abandono de menores.