La policía ha detenido a un hombre de 37 años por secuestrar y matar a una chica de 19 años a la que había ayudado a cambiar un neumático. El cuerpo sin vida de Mariana Bazza aparecía este miércoles en una plantación de caña de azúcar situada en el estado brasileño de São Paulo. La joven desapareció este martes cuando salía de su gimnasio en la localidad de Bariri, a 60 kilómetros de donde fue encontrado su cadáver amordazado y con las manos atadas. Las primeras indagaciones de la policía apuntan a Rodrigo Alves Pereira como autor del secuestro y asesinato y señalan que el sospechoso podría haber pinchado deliberadamente la rueda para acercarse a la joven.

Cazado

El análisis de las grabaciones de una cámara de seguridad a las afueras del gimnasio al que acudía Baza está siendo clave en el caso. Las imágenes muestran a un hombre recostado sobre el coche de la joven minutos antes de que ella salga de las instalaciones. Cuando la chica de 19 años se dirige a su vehículo y se percata que tiene una rueda pinchada, el mismo individuo se acerca a ella y la convence para que le siga hasta un garaje cercano y así poder ayudarla a cambiar el neumático.

La fotografía

Una vez en el aparcamiento, Baza manda a su novio una foto en la que se puede ver al mismo sujeto de antes cambiando el neumático del coche de la joven. Esta es la última vez que alguien ve con vida a esta estudiante brasileña hasta el hallazgo de su cuerpo sin vida al cabo de pocas horas en una plantación de caña de azúcar a 60 kilómetros del gimnasio. Precisamente, la imagen que la chica envía a su pareja es la prueba que ha permitido identificar al autor del secuestro y asesinato. El individuo de la fotografía es Rodrigo Alves Pereira, un hombre de 37 años con antecedentes por violación y otros delitos que salió de la cárcel hace un mes.

Segunda persona

Tras ser arrestado, el sospechoso confesó el crimen y reveló el lugar en el que se encontraba el cadáver a los agentes. Sin embargo, ante el juez, Alves Pereira se retractó y aseguró que el asesino es otra persona y que él solo habría acompañado a este individuo al lugar en el que fue localizado el cuerpo. A la espera de los avances de la investigación, el hombre ha ingresado en prisión preventiva. Para esclarecer el caso también serán clave los resultados de la autopsia del cadáver de la joven, que revelarán si fue objeto de abusos sexuales y que podría terminar de inculpar al principal sospechoso.