Un hombre de Sydney, que fue apuñalado durante una pelea en el abdomen, se sacó el cuchillo de su cuerpo y lo usó para matar a su atacante. Christian Hargrave-McKey, de 30 años, fue acusado inicialmente de asesinar a Mark Thomas, de 60 años, quien fue apuñalado repetidamente con su propio cuchillo en Bondi Junction la noche del 22 de diciembre de 2018.

Mientras se recuperaba en el hospital de la lesión abdominal que amenazaba su vida, le dijo a la policía: "Estoy muy decepcionado conmigo mismo. Me acabo de enterar de lo que hice. Lo siento mucho. Ese pobre tipo".

Empujones y gritos

Hargrave-McKey y un amigo habían compartido un paquete de seis cervezas antes de ir a un hotel de Bondi Junction, llegando casualmente al mismo tiempo que Thomas, según los hechos acordados, informa News.

Los dos amigos, que fueron vistos conversando con Thomas, acordaron irse cuando el gerente les preguntó si iban bebidos. Cuando se compraban comida para llevarse a Oxford Street, Thomas pasó junto a ellos y les dijo algo. Los tres hombres se empujaron y se gritaron el uno al otro antes de que una mujer intentara separar al Sr. Thomas y Hargrave-McKey.

El atacado se quitó el cuchillo y le asestó once puñaladas

 

Entonces, Thomas abrió su mochila y sacó un cuchillo de mango negro con una hoja de 20 centímetros de su embalaje. Apuñaló a Hargrave-McKey una vez entre el pecho y el vientre, causando una herida profunda que luego requirió la extracción de su vesícula biliar durante la cirugía.

"El difunto dejó el cuchillo en el delincuente, que se quitó el cuchillo y apuñaló al difunto con el mismo once veces en la espalda y el pecho", dice el informe policial. Thomas murió en el momento, mientras que Hargrave-McKey estuvo hospitalizado y ha estado bajo custodia desde su alta del hospital el 3 de enero.