Un hombre ha provocado un terrible incendio en su casa y se ha encerrado en el interior del domicilio, que estaba siendo engullido por las llamas, con su hija de 10 años. El padre ha muerto en el acto y la niña, que presentaba unas heridas muy graves, ha sido trasladada al hospital pero finalmente también ha acabado muriendo.

Los hechos han pasado este sábado en la localidad de Cottingham (Reino Unido). El hombre, según parece, habría provocado el incendio de la casa intencionadamente.

"No me quedan motivos para vivir"

Según han explicado algunos vecinos y conocidos de la familia, una de las posibles razones de este trágico suceso podría ser que el hombre estaba pasando por un periodo malo económicamente, ya que se había quedado sin trabajo. De hecho, antes de provocar el incendio envió algunos mensajes asegurando que no le quedaban motivos para vivir, informa el Mirror.

Algunas fuentes de los bomberos han apuntado que el fuego habría empezado en la habitación. Algunos vecinos vieron lo que pasaba e intentaron escalar por las ventanas y avisar a las víctimas, pensando que todo era producto de un accidente.

Dos hijos muertos

Aparte de la problemática con el dinero, el hombre también había sufrido la pérdida de otro hijo, que era mellizo de la niña de 10 años, cuando este nació. Los vecinos han explicado que, después de la trágica muerte, ya nunca volvió a ser el mismo.

Después de esta horrible experiencia, su mujer se separó de él, no pudiendo soportar el dolor. Un vecino ha explicado a los medios locales que el hombre era un padre absolutamente dedicado a su hija, "que había dejado de trabajar" para poder prestar toda su atención y tiempo a la niña.