Un hombre ha matado, este lunes por la mañana, a su expareja a Las Palmas de Gran Canaria y después se ha suicidado.

Después de la llamada al 112, la policía se desplazó al lugar y avisó a una ambulancia. El personal médico, sin embargo, sólo pudo confirmar ambas muertes.

Asesinada en la casa donde trabajaba

El presunto asesino se ha presentado esta mañana en el lugar donde la mujer, de 49 años estaba trabajando: un domicilio de la calle Cebrián donde la víctima trabajaba como trabajadora doméstica. Los propietarios de la casa no estaban. El hombre, de 50, le ha clavado varias puñaladas y, después, se ha suicidado.

Los vecinos han oído los gritos y han llamado al 112. Cuando los servicios de emergencias han llegado al lugar, solo han podido certificar la muerte de ambos. La policía ya ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Según la Delegación del Gobierno, no había denuncias previas en la pareja y habían estado conviviendo, como mínimo, hasta el mes de marzo de este año. Este nuevo feminicidio sería el asesinato machista número 45 de este año en España.