Un hombre de 35 años ha sido detenido por agredir a su mujer y echarla de casa junto a su bebé de un año en Tarragona. Los hechos tuvieron lugar la noche del sábado cuando el arrestado empezó a pegar una paliza a su esposa y la dejó en la calle con el pequeño. Tras pasar toda la noche a la intemperie, la víctima se desmayó cuando bajaba de un autobús de la Empresa Municipal de Transports y fue atendida por los servicios de emergencia.

Sin comer

El aviso se produjo a media tarde del domingo. Según informa el Diari de Tarragona, un portavoz de la Empresa Municipal de Transports de Tarragona contactaba con la Guardia Urbana porque una mujer se había desmayado al bajar de un autobús. Una patrulla acudió al lugar y con la ayuda de una intérprete constató que la pasajera había pasado la noche en la calle sin comer nada después de que su marido la echara junto a su hijo de un año y medio.

Mientras la víctima estaba siendo atendida por los efectivos del Servicio de Emergencias Médicas, la pareja de la mujer se presentó allí e intentó que le dejaran hablar con ella, a lo que los agentes se negaron debido al estado de agitación que provocó en la madre la presencia del hombre y ya que estaba siendo atendida por los sanitarios.

Por la fuerza

Según señala el mismo medio, la mujer contó a la policía que la noche del sábado su marido la había pegado -como ya había sucedido en otras ocasiones- y la echó de casa junto al pequeño. Uno de los motivos de la agresión fue que el hombre quiere llevárselos a los dos a Marruecos con él por la fuerza. Ante los hechos manifestados, los agentes detuvieron a la pareja de la víctima como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.