La Guardia Civil investiga el hallazgo del cadáver, este domingo de madrugada, de un hombre en Siero, en Asturias. El cuerpo, que ha sido identificado como Ginés P.J., de 68 años, ha sido encontrado a la carretera de Mudarri, en la entrada del pueblo de Xixún, a las seis de la mañana.

Al hombre lo han encontrado al lado derecho de la carretera y en medio de un charco de sangre. Según el vecino que lo ha encontrado, el hombre llevaba tejanos y zapatillas blancas, y tenía una gran herida en la cabeza por donde le salían los sesos. De hecho, poco después se ha sabido que el hombre ha recibido un tiro de rifle en la cabeza.

Todo apunta a un homicidio

Todo eso ha hecho llegar a la conclusión, según los primeros datos de la investigación, que se trataría de un homicidio, aunque se están investigando las causas exactas de la muerte.

Debe dotaciones de la Guardia Civil, los bomberos y los servicios sanitarios se han desplazado al lugar donde ha aparecido el cuerpo, a unos cien metros de la casa alquilada donde el hombre vivía. El cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Oviedo para practicarle la autopsia, y el caso está bajo secreto de sumario.

Es la segunda vez en pocos días que Xixún, que tiene poco más de 200 habitantes, es noticia: hace pocas semanas, un hombre murió atropellado por un tren cuando intentaba sacar su perro de las vías.